¿Calor en Madrid? Planes alternativos visitando iglesias y museos fresquitos

Catedral de la Almudena madrid calor verano

Los que habéis pasado tiempo con nosotros sabéis que en verano en Madrid hace calor. Demasiado grande y demasiado asfalto como para permanecer fresca. Las calles se convierten en fuego y es normal refrescarnos con algunas cañas y tapas. Pero nosotros te proponemos una alternativa.

Nos hemos dado cuenta de que en algunos edificios de muros grandes, el calor no llega al interior. ¿Y qué edificios tienen muros grandes? Los edificios antiguos. Por eso os proponemos hacer visitas a iglesias, catedrales y museos como alternativa al calor. Sacad vuestras cámaras, que hoy vamos a ver arte.

En cada apartado hablaremos de un centro de culto y un museo (a veces el mismo) más una zona verde cercana donde descansar. Para que te salga un plan redondo.

Real Basílica de San Francisco El Grande (incluye “museo”)

Tiene un nombre grande que incluye esta palabra. Y desde el ayuntamiento de Madrid describen esta basílica como monumental. No es para menos, porque tiene la tercera mayor cúpula de la cristiandad. Ya hemos hablado de ella cuando observábamos el cielo desde San Isidro.

Real basilica de San Francisco El Grande Madrid calor verano

Este templo cristiano también es un museo de pintura, y podremos disfrutar de una sacristía repleta de cuadros de pintores como Alonso Cano y Zurbarán. Incluso hay un cuadro de Goya. Pero también de Antonio Muñoz Degraín y de José Moreno Carbonero, maestros respectivos de Pablo Picasso y Salvador Dalí.

Justo al lado de la Real Basílica de San Francisco el Grande encontramos tres parques para comer, relajarnos o echarnos la siesta al fresco. Estos son el jardín de Dalieda de San Francisco (muy tranquilo), el Parque de la Cornisa y la Plaza de Gabriel Miró (conocido como el Jardín de las Vistillas).

Iglesia de San Andrés y Museo de San Isidro

También situada en el Barrio de La Latina, la Iglesia de San Andrés es mucho más modesta y está algo escondida. Sin embargo, su cúpula y cimborrio no tienen nada que envidiar a los de la Basílica de San Francisco el Grande.

Iglesia de San Andrés Madrid calor verano

Esta iglesia es una de las llamadas primitivas iglesias de Madrid por su antigüedad, y guarda la Capilla de San Isidro en su interior. Isidro Labrador fue un cristiano que frecuentaba esta iglesia con su familia y terminó siendo patrón de Madrid en la cultura popular.

El Museo de los Orígenes (o Casa de San Isidro) está en el edificio de al lado. Es una reconstrucción del antiguo palacio del siglo XVI donde vivieron los Vargas (amos de Isidro Labrador). En este edificio hay fósiles del Paleolítico, y exposiciones relacionadas con la edad de bronce, el Madrid romano y el Madrid musulmán y cristiano.

Aunque frente a la iglesia hay una pequeña plaza, esta suele estar demasiado frecuentada. Además, los precios de la zona son elevados. Para descansar un rato es mejor dar la vuelta a la manzana y llegar a los Jardines del Príncipe de Anglona (conocidos por la Plaza de la Paja).

Catedral de la Almudena (incluye museo)

El nombre oficial es Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Santa María la Real de la Almudena, pero nosotros nos quedamos con el corto. Se trata de un templo católico inmenso situado junto al Palacio Real y con vistas a la antigua muralla Árabe.

Cripta Catedral de la Almudena Madrid calor verano

Como antes hemos hablado de la cúpula de la basílica, ahora mencionaremos una curiosidad sobre la cúpula de la Catedral de la Almudena. Tiene varios estilos arquitectónicos. Si se mira desde dentro, parece gótica. Pero si se mira desde fuera da la impresión de ser barroca. Tardar más de 100 años en construir un edificio es lo que tiene, que se mezclan los estilos.

Santa María de la Almudena Madrid calor verano

En su interior, además de la parte del templo, encontramos un museo dedicado a San Isidro (mencionado antes) y a la otra patrona de la ciudad: Virgen de la Almudena.

Descansar en las inmediaciones no será un problema porque tenemos tres jardines bastante grandes para tumbarnos: los Jardines de Lepanto, los Jardines del Cabo Noval, los Jardines de Sabatini y (mucho más tranquilos) los Jardines del Campo del Moro.

Templo de Debod y Museo Cerralbo

Cierto, el Templo de Debod no es una iglesia. Pero sí fue en centro de culto egipcio. Además, en su interior hace fresco, y su acceso es gratuito. El Templo de Debod, donado 1968 por el gobierno egipcio, y terminado de montar en 1971, corona ahora una de las vistas más tranquilas de Madrid.

Templo Debod Madrid calor verano

Bajando la colina hacia Plaza de España nos encontramos con el Museo Cerralbo. Se trata de uno de los museos más importantes de Madrid por el número de piezas que contiene (más de 50.000) pero más desconocidos. Si te gusta el arte, aquí podrás disfrutar de cuadros, esculturas, tapices, cerámicas, armas, relojes, y más.

Por supuesto, el propio Templo de Debod cuenta con una superficie de parque enorme. Allí podremos comer tranquilos a la sombra de miles de árboles. Pero si vemos que son pocos, podemos pasear hacia el Parque del Oeste, en la zona de Argüelles. O mejor, hacia Plaza de España, donde también podremos echarnos una siesta.

Real Monasterio de las Comendadoras de Santiago

Si uno quiere sumergirse en el pasado, este es su lugar. Es el único convento que se conserva en su totalidad. No solo ocupa la manzana completa del casco antiguo, sino que sigue desempeñando sus funciones originales. Visitarlo es como viajar en el tiempo.

Convento de las Comendadoras de Santiago Madrid calor verano

Si entra dentro de esta lista de iglesia más museo es precisamente por su estado de conservación. Pero también por las visitas guiadas que se ofrecen varios arquitectos encargados de la restauración. Son visitas muy documentadas que duran unas dos horas. Muy bien explicadas.

Justo al lado del Real Monasterio de las Comendadoras de Santiago encontramos la Plaza de las Comendadoras. No tiene tanta sombra como otros parques, pero podremos sentarnos a descansar. Y si buscamos árboles y sombra, en encontramos en Conde Duque (dos minutos andando) nuestro merecido descanso.

 

Por supuesto, esta lista tendría cientos de lugares que visitar. Madrid está repleta de museos, que encontramos concentrados en el Paseo del Arte, así como centros de culto centenarios. Y también tenemos más de un parque para disfrutar la capital.

Imágenes | falco CCO, José Luis Filpo Cabana CC BY-SA 4.0, Yann Droneaud CC BY-SA 2.0, Diego Delso CC-BY-SA, José Luiz Bernardes Ribeiro CC-BY-SA 3.0, Osvaldo Gago CC-BY-SA 2.0, Luis García CC BY-SA 3.0

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *