Los mejores helados de Madrid

helados-madrid-verano-fresquito

¿Te gustan los helados tradicionales? Madrid tiene decenas de heladerías para chuparse los dedos, especialmente en verano. Con el calor, ¿a quién no le apetece una o dos bolas de helado sobre un cucurucho de barquillo? Ya sea de leche o crema, en tarrina o sobre cucurucho de barquillo, aquí tenemos los mejores helados de Madrid.

Cualquier opción, y los helados tienen unas cuantas, con tal de disfrutar de un helado fresquito para los días de calor. Preparar este “postre” es todo un arte. Si estás por el centro de Madrid y te apetece matar el calor con sus sabores, este es tu artículo. Vente, que te recomendamos unas cuantas heladerías madrileñas.

Malvy’s Shakes, al estilo americano

El Malvy’s Shakes es un local pequeño pero siempre concurrido en el que coger un take away helado. Ya sea el clásico cucurucho, una tarrina, e incluso batidos y granizados. En los lindes del “barrio” de Chueca, esta heladería de tintes setenteros americanos también sirve dulces varios.

Si somos veganos o vegetarianos, este local seguro que nos gustará. Además del tradicional helado de leche, preparan helados 100% vegetales. Aunque no son baratos, el personal amable y cercano nos dará uno de los mejores tratos. Eso sí, coger sitio para comer el helado en el local será complicado. Paseemos pues.

Heladería Sienna Narváez, desde 1974

Los primeros helados documentados se prepararon hace unos cuatro milenios en China. No por ello la tradición italiana del siglo XIX se queda atrás. Y si hay una heredera de esta tradición es la heladeria Sienna Narváez, que pasan las recetas de generación en generación desde 1974. Están junto al Retiro.

heladeria-sienna

Allí encontraremos preparados sobre copas y vasos varios, a menudo con nata en abundancia y con baños de chocolate. Es un local no apto para operación bikini. Tampoco para sentarse, ya que su pequeña terraza siempre está ocupada. Las colas frente al local son tan conocidas como sus helados.

Loco Polos Artesanos, frío intenso

Otro local de larga tradición heladera junto a la Gran Vía es Loco Polos Artesanos. Este rincón de Madrid sirve decenas de helados en palo. Es decir, polos helados de frutas de todo el mundo. Si nos gusta el hielo más que la crema o la nata, será nuestra heladería de cabecera. Eso sí, ¡cuidado con el frío!

Estos helados conservan tanto la tradición de tintar el hielo con sabores que se trata de obras de agua y fruta congelada. Mejor tomarlos de a poco que dar grandes bocados, por el bien de nuestra cabeza. De los más refrescantes de Madrid, y también de los más saludables. Como plus, usan fruta de temporada.

Helados BajoCero

La heladería BajoCero lleva más de 50 años preparando y distribuyendo helado artesanal. Aunque parte del negocio lo dedica a la venta a profesionales, BajoCero cuenta con 5 tiendas físicas, dos de ellas en el centro de Madrid: una en Príncipe de Vergara, a la altura de Concha Espina; la otra en la Travesía de Bringas, detrás de la calle Mayor.

Para la preparación y elaboración del helado cuentan con un equipo de profesionales dando lo mejor de sí mismos en el obrador de San Sebastián de los Reyes, centro de gran parte de la fabricación del producto. Puedes ver, además, una visita virtual del obrador en su página web.

Pero no solo de helados vive el hombre, no: también de dulces y sabrosos ¡pasteles! Tartaletas, pastas, rocas, tejas, bombones, trufas, tartas… Todos los dulces que has soñado los tienen en BajoCero. Una delicia a la que no te podrás resistir.

Heladería Giuseppe Ricci, batidos incluidos

Volvemos al helado italiano para destacar la heladería Giuseppe Ricci, en el barrio de las Letras. Este local, algo más amplio y modernizado que otros mencionados arriba, destaca por la calidad del personal, que a menudo da a probar diferentes sabores antes de pedir. Eso sí, las colas son legendarias.

Además de helados cuentan con batidos y zumos naturales, a valorar en meses de primavera y otoño, e incluso crepes, gofres o similares. A medida que termina el verano, los bocadillos de jamón con refresco, los cafés y los pinchos de tortilla se van abriendo camino por el local.

helado-madrid

Horchatería Alboraya

Aunque también sirven helados como los de arriba, las dos Horchaterías Alboraya, ambas junto al Retiro, se centran en las chufas. De esta planta nace la tradicional horchata, una bebida que se toma fresca y frecuentemente en forma de granizado.

De modo que tenemos una alternativa al helado de cuchara y cucurucho: el helado de pajita, más barquillo para mojar. Si bien no es un lugar asequible (la zona y la calidad elevan el precio) sí es un espacio tranquilo donde sentarse mientras uno recorre de un lado a otro de Madrid la calle Alcalá.

Heladería Tutti Frutti

Dejamos para el final la heladería Tutti Frutti de la Cuesta de San Vicente, muy cerca de nuestros apartamentos de Plaza España, y sus sorbetes. Un cartel dibujado sobre azulejo anuncia el local de 1949, su tradición y experiencia. Del viaje desde mitad del siglo pasado han aprendido unos cuantos trucos.

Si buscamos helados fuera de lo común, como helado de té verde, trufa al brandy o fresas al agua de azahar, está será nuestra heladería. También encontramos sorbetes de alcohol para mayores de edad, ideales para acudir con ellos al Templo de Debod, que está muy cerca, y ver la puesta de Sol. Fresquitos.

Imágenes | PxHere, Jesús Jiménez, Pxhere, BajoCero

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *