8 piscinas naturales al alcance de Madrid (para aliviar el calor del verano)

piscina natural verano Madrid

Como cada verano, en Madrid hace mucho calor. La ciudad, que durante el resto de temporadas nos pide largas caminatas por sus calles, avenidas y bulevares, ahora nos invita a huir a lugares más frescos. Como las piscinas naturales que tenemos cerca de Madrid.

Un plan alternativo es el de visitar museos y catedrales, y desde luego tenemos parques suficientes para refrescarnos. Sin embargo, no es lo mismo que bañarse o nadar en una piscina natural en la Sierra. Te revelamos 8 piscinas naturales en Madrid, por cercanía a la capital.

Listado de Piscinas naturales en Madrid:

Playa de la Pavera, junto a Aranjuez

A escasos 50 km de Madrid encontramos la Playa de la Pavera. No es un lugar particularmente grande, pero sí es gratuito y podremos acceder con el coche hasta la playa. Esta se encuentra junto a la carretera principal:

Es un lugar perfecto para darse un chapuzón de ida y vuelta, aunque algo incómodo para pasar el día entero.

Playas del Río Alberche

El río Alberche, en varios de sus puntos, ha sido durante décadas uno de los lugares de baño preferidos por los madrileños. Es un río bastante largo que tiene numerosas playas en las que bañarse.

Una de ellas es la de Aldea del Fresno, a 50 km de Madrid, donde confluyen el Alberche, el Perales y el Berciana. Es conocida como la Playa del Alberche. En la localidad de Calalberche, muy cerca, encontramos una segunda playa. No tan grande como la primera, pero mucho más acogedora:

piscina natural verano Madrid playa del alberche calalberche

Un poco más lejos, a unos 60 km, tenemos el Embalse de Picadas en plena Sierra de Gredos. El área, llamada La Depuradora, dispone de mesas para comer.

En su paso por el pueblo de Navaluenga (158 km), el Alberche nos deja una de las piscinas más curiosas, que ocupa todo el río hasta dar con un salto de agua. Allí, cientos de bañistas tienen cabida:

Las Dehesas de Cercedilla

Junto al municipio de Cercedilla (71 km) se encuentra una antigua calzada romana. Esta pasa junto a lo que en su día fue un pequeño embalse y ahora es una piscina. Bienvenidos a las Dehesas de Cercedilla:

Como se puede ver, es un lugar agradable y tranquilo. Perfecto para los días de calor extremo. Pero cuidado con las temperaturas. ¡El agua está helada! A diferencia de otros embalses sobre los que da mucho el Sol, las Dehesas están escondidas en una loma.

Esto hace que, a veces, pasemos del bañador a la sudadera. Es perfecto para hacer picnics.

Embalse de Riosequillo

A 83 km de Madrid tenemos el Embalse de Riosequillo. A pesar del nombre, el río Riosequillo tiene agua, y bastante. También tiene mucho césped y caminos peatonales que nos permitirá llegar al agua incluso si estamos acompañados de personas con movilidad reducida. Algo a tener en cuenta.

 

Es una de las piscinas más artificiales que encontramos, y es que está propiamente fuera del pantano, ocupando un pequeño recodo del mismo. Llama la atención por lo bien cuidado que está el lugar.

Piscina natural verano Madrid Presa de Riosequillo

Por supuesto, la imagen de arriba pertenece a la salida del embalse. La zona de baño está arriba, a casi un kilómetro de distancia, y es perfectamente segura. tanto, que incluso tiene un aforo para más de 2.000 bañistas.

Presilla de Canencia

No sabemos si llamar a esto piscina o bañera grande. El arroyo de Canencia es un pequeño río con poca agua que, a su paso por Madrid deja tras de sí algunas charcas en las que bañarse. Esta es una de ellas, junto al pueblo de Canencia, a 73 km de Madrid.

Piscina natural verano Presilla de Canencia

Presillas de Rascafría

Las Presillas de Rascafría (84 km) son unas de las mejores acondicionadas para el baño, aunque no son tan naturales como otras que vemos en este artículo. La ventaja que tienen es que hay mucho césped para tomar el Sol y el lugar está acondicionado para el baño.

Piscina natural verano Madrid Presillas de Rascafria

Estas charcas son perfectas para aquellos veraneantes que no sepan nadar y para los niños pequeños, ya que están dispuestas en terrazas. Así no habrá problemas.

Se trata de uno de los lugares más higiénicos, tanto por el baño como el césped, ya que hay servicio de limpieza. Eso sí, para pagarlo, el parking tiene un coste por día que tenemos que valorar.

Pantano de San Juan

A 94 km de Madrid encontramos el Pantano de San Juan, una de las mayores masas de agua en las inmediaciones de Madrid. Se encuentra a poco más de una hora en coche y suele haber espacio para todos. Eso sí, mejor llegar pronto si no queremos caminar hasta la playa.

Piscina natural verano Madrid Pantano de San Juan

Se le conoce como La Playa de Madrid porque desde 1955 los madrileños nos hemos refugiado aquí del calor. Tiene 14 km de playas accesibles al baño que suelen estar repletas de gente en los meses de verano. Pero también tiene senderos por los bosque de alrededor que nos permitirán dar una vuelta completa al embalse.

Si nos bañamos, tenemos que tener cuidado con las corrientes, que en algunos puntos son fuertes y pueden hacernos pasar un mal rato.

Las Pozas de Puebla de la Sierra

Durante milenios, el Río de la Puebla (110 km) ha ido erosionando la roca hasta convertir algunos tramos en pequeñas piscinas en la piedra. Junto al pueblo de Torrelaguna encontramos una serie de pozas de agua templada en la que darnos un chapuzón.

En la zona hay muchos senderos para pasear o dar una vuelta con la bicicleta. De hecho, hay varios clubes de bici en las inmediaciones. Por desgracia, no tenemos fotografías de esta última, de modo que dejaremos a la aventura al viajero 😉

Imágenes | markusspiske, Playa del río Alberche, Playa Alberche, Dehesas de CercedillaDexter182, Pablo Cabezali, BY-HOUR (CC BY 2.0),James Stewart, Río Sequillo

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *