La movida madrileña sigue viva, descúbrela en estos 4 locales

nacha-pop-movida-madrileña

La Movida madrileña fue un movimiento popular con resonancia en todo el mundo que tuvo especial importancia en la política y sociedad de la época. La música fue protagonista de esta época y, con ella, muchos locales donde se tocaba música en directo en Madrid.

El pop rock madrileño de los 80 perdura todavía hoy en nuestras radios (y en nuestros locales). Grandes canciones de aquel entonces, como La chica de ayer, de Nacha Pop (abajo) o Salta, de Tequila (más abajo) siguen sonando en las discotecas, bares y garitos.

En este artículo hacemos un recorrido por aquellos locales que fueron clave en la época, así como lo que todavía siguen en activo. Recorremos la ruta de la Movida madrileña por las calles de la capital. Y es que la movida no ha muerto: ¡sigue viva!

El Pentagrama, bar de copas

El Penta es uno de los bares de copas emblemáticos de la Movida, «la casa de los grupos poperos» que en 2017 celebró su 40 cumpleaños. Vio pasar a muchos de los artistas hoy famosos, como Antonio Vega (Nacha Pop), Los Secretos, o Alaska. La canción de abajo, La chica de ayer, hace referencia al local en sus letras.

No es la primera vez que hablamos del local, que ya mencionamos cuando paseamos por Malasaña. Este garito fue el lugar de aterrizaje de los DJ profesionales, que pinchaban lo que se escuchaba en Londres o Nueva York. Fue una ventana al mundo.

La Vía Láctea, local de transformismo

También Alaska acudía a la Vía Láctea, un local clasificado como de transformismo en el que se desafiaba los convencionalismos sociales. En 1978 era una carbonera (donde se guarda el carbón) y en 1979 abrió con la estética de los locales musicales neoyorquinos. Durante décadas ha sido un punto de referencia.

Por aquel entonces no había locales similares, y la gente de la Movida bromeaba con una peregrinación como la del Camino de Santiago. A día de hoy se conserva la decoración de La Capilla Sixtina del Arte Pop, dibujada por la pareja de pintores Costus, pero la música es moderna.

La Bobia, el café oficial de la Movida

La Bobia café movida madrileña

Si hay algo que necesita con urgencia una noche de pop rock madrileño es un café por la mañana. En aquel momento, la Bobia era un café en que se encontraban a primera hora dos tipos de clientes: los que iban a trabajar y los que se retiraban a sus casas. Resultaba un contrapunto divertido.

En la pintura de Amalia Avia de 1963 ni se olían lo que se les venía encima. Durante unos años el local desapareció engullido por una gran franquicia, pero en 2015 volvió, en parte. Conserva la cartelería antigua y el diseño, pero ahora sirven cocina asturiana. Y muy rica, hay que añadir.

Madrid Me Mata, el bar convertido en museo

La música de aquellos años sigue sonando, pero ahora lo hace más bajito y con mucha más luz para que los visitantes puedan leer y hablar entre sí. Madrid Me Mata ha decidido hacer algo muy de la Movida: en lugar de morir, ha cambiado para seguir existiendo.

Madrid Me Mata fue uno de los bares emblemáticos del momento, en el que la música rock tronaba y la gente bailaba en una pista llena. Pero hace unos años dejó el estruendo y la noche y se trasladó al día. Ahora el local es un museo por el que podemos pasear y aprender sobre la Movida.

Algunos locales que se nos han ido

Madrid ha ido cambiando a lo largo de los años. Muchos de los locales de 1980 ahora tienen una actividad muy diferente. Por ejemplo, la sala Rock-Ola, en la que actuó Almodóvar y McNamara o Alaska y los Pegamoides, ahora es un local de alquiler de trasteros.

La sala Carolina, el lugar de conciertos donde nació Radio Futura, ahora es una tienda de ropa gigantesca. La Galería Fernando Vijande, un lugar donde se exponía lo último en arte, ahora es una sucursal bancaria. Madrid cambia con los años. Se hace mayor poco a poco. Pero aunque nos dé mucha pena perder la Movida, también ha tenido cambios a mejor, ¡y los que vendrán!

Y tú, ¿conocías ya estos locales?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *