¿Puedo cambiar a un niño de colegio a mitad de año?

cambiar de colegio hijo nino curso mitad trabajo ciudad

No es frecuente, pero a veces nos vemos obligados a cambiar de colegio a nuestros hijos en mitad del curso escolar. Por ejemplo, porque antes trabajábamos en una localidad y nos hemos mudado hace poco a Madrid, donde pasaremos los próximos años.

En esta circunstancia, nos preguntamos si es posible hacer este cambio, y los pasos a realizar. Te contamos cómo cambiar a un niño de colegio en mitad del año, las razones que lo justifican (y las que no) y los pasos necesarios.

¿Cuándo puedo cambiar a mi hijo de colegio?

Hay muchos motivos por los que se puede cambiar a un niño de colegio en mitad de un año lectivo: un cambio de residencia en la misma localidad pero en otra zona, colegio poco a adaptado a las necesidades del alumno (por ejemplo, porque sea superdotado o requiera educación especial), mudanza de los padres a otra ciudad, e incluso malos tratos dentro del centro escolar.

No podemos cambiar a nuestro hijo de colegio porque nos venga mejor otro, porque un profesor nos caiga mal o porque pensemos que hacen mal su trabajo. Si nos ocurre esto, tendremos que hablar con la dirección del centro, que nos ayudará a poner una queja en el centro (como una hoja de reclamaciones), y tendremos que esperar bastante tiempo.

Para todos los cambios es necesario justificar las razones. Por ejemplo, en el caso del bullying, será necesario un informe y una inspección, no bastará solo con nuestra palabra. Por suerte, la mayoría de los cambios de colegio en mitad de un ciclo escolar vienen acompañados de nuevas noticias, como un cambio de residencia debido a una mejora laboral.

cambio colegio trabajo nino clase

¿Qué justificante necesito para cambiar a mi hijo de colegio?

Cambiar a un niño de centro es un mecanismo relativamente fácil, pero que cuenta con un mínimo de burocracia. Así evitamos que se hagan cambios constantes de padres insatisfechos con el centro, y se ocasiona menos daño emocional a los niños. Después de todo, dejan atrás a los amigos y el entorno que conocen. Los cambios de colegio siempre son duros.

Cuando nos mudamos de una localidad a otra por trabajo, tenemos varios modos de justificar el cambio. Uno de ellos es el empadronamiento tanto nuestro como del menor en la nueva localidad. Pongamos que vives en Valladolid pero que en unas semanas vivirás con nosotros en nuestros apartamentos de Plaza de España con tu familia.

De cara a estancias de larga duración, es siempre aconsejable empadronarse en la nueva ciudad y solicitar la tarjeta médica, por si acaso. Y, ya puestos, sacarnos la tarjeta Multi para viajar en transporte público, el modo más sostenible de desplazarnos más allá de usar las piernas.

Otro documento justificativo, si todavía no tenemos claro el lugar donde viviremos, es el nuevo contrato laboral, en el que debe aparecer la localización de la nueva sede. En este caso, aparecería en Madrid.

El procedimiento a seguir para cambiar a un niño de colegio

Salvo casos graves como el bullying mencionado arriba, el procedimiento siempre es el mismo: tenemos que buscar centro escolar por nuestra cuenta. Una herramienta muy interesante de la Comunidad de Madrid es el buscador de colegios por dirección. Otra alternativa, si nos mudamos a otra comunidad que no tenga este tipo de portales, es Google Maps, buscando por colegio.

buscador de colegios madrid comunidad de madrid publicos privados concertados

Para poder matricular a nuestro hijo en un centro escolar, debe haber plaza en el mismo. En otras palabras, tenemos que ponernos en contacto con la secretaría o la dirección de los distintos centros, contarles el caso, y preguntar por plazas libres. Es posible que no haya en los centros que más cerca tenemos, en cuyo caso tendremos que buscar algo más lejos.

Si todos los colegios de la zona están completos, tendremos que ir a la delegación de la zona. De esto te informa la dirección de cada centro, que cuando se ven desbordados suelen derivarte directamente a la delegación. Es posible que esta misma delegación nos de plaza en un centro que previamente no la tenía, aumentando de manera provisional las localidades.

Una vez nos confirmen la plaza, el centro se encargará de la burocracia, aunque nos pedirán algún tipo de justificación como la que mencionábamos más arriba antes de hacer efectivo el cambio. Los colegios hablan entre sí y se envían el historial del alumno entre profesores para que no tengamos que hacer nada nosotros.

Este proceso es el que deberás seguir si vas a venir unos meses a Madrid y te desplazas con tus hijos y familia.

Imágenes | Ben White, London Scout

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+

4 thoughts on “¿Puedo cambiar a un niño de colegio a mitad de año?

  1. Hola, hay algún plazo para el cambio?
    Acabamos de llegar con un niño de adopción y nos dicen que ya no podemos matricularle este curso.

    Gracias!

    1. Hola Isaac,

      ¿habéis preguntado en más colegios?

      Por lo que hemos leído creemos (no estamos 100% seguros) que en una gran parte de colegios no aceptan matrículas una vez iniciado el tercer trimestre. Os recomendamos que preguntéis en otros colegios para ver qué solución os ofrecen.

      ¡Lo sentimos!

      Con cualquier otra cosa pregúntanos.

      Un saludo Isaac.

    1. Hola Juany,

      la mayor parte de los colegios NO aceptan cambios de colegio en el tercer trimestre.

      Lo mejor es que preguntes tanto en el colegio del que se marcha como al que queréis que vaya qué podéis hacer para que no pierda el curso.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *