Curiosidades del Metro de Madrid que quizá desconoces

metro de madrid bilbao

El 17 de octubre de 1919, el rey Alfonso XIII inauguró el Metro de Madrid. Hace casi un siglo. Los secretos han tenido tiempo para cristalizarse en cada una de las estaciones y líneas a medida que el metro se extendía por la ciudad.

Ya hemos hablado de la economía personal con el billete intermodal y la Tarjeta Multi. Ahora toca sumergirnos en las catacumbas de Madrid y bucear por las vías abandonadas décadas atrás. Descubrir las curiosidades del Metro de Madrid.

El nombre de “Metro” viene de Ferrocarril Metropolitano

A principios del siglo XX se usaba más la palabra metropolitano que urbano, y ferrocarril más que tren. De ahí que se tomase “metro” para este transporte. Algunas ciudades de Sudamérica usan la palabra metro para las líneas de autobuses urbanos por el mismo motivo.

¿Por qué los vagones de metro circulan por la izquierda?

tren madrid por la izquierda

Hacia 1919 los vehículos de superficie todavía circulaban por la izquierda. Ahora lo hacemos por la derecha, y nos parece raro cuando viajamos a Inglaterra, pero aquello era una costumbre extendida en muchas ciudades europeas.

En Barcelona, por ejemplo, se conducía por la derecha, como ahora. En 1924 se uniformó el sentido de circulación para todos los vehículos por seguridad, pero por motivos económicos los trenes del metro madrileño siguieron circulando como hasta entonces.

Aluche, la estación más elevada. Cuatro Caminos, la estación más profunda

metro de aluche

Madrid no es precisamente un páramo plano, sino más bien un conjunto de montañas bajas que hacen difícil proyectar la red de metro. La mayoría de las paradas están bajo tierra, algunas a ras de suelo (Casa de Campo).

Unas pocas se encuentran a muchos metros sobre nuestras cabezas, como Aluche, que además de ser la más elevada fue el primer intercambiador de Madrid. La estación más profunda de la red de Metro de Madrid es Cuatro Caminos. Se estima en unos 45 metros por debajo del suelo.

Las estaciones más antiguas del Metro

primeros metros

Cuatro Caminos, además de estar muy profunda, es bastante vieja. Junto a Ríos Rosas, Martínez Campos (actual Iglesia), Chamberí, Glorieta de Bilbao, Hospicio (actual Tribunal), Red de San Luis (actual Gran Vía) y Puerta del Sol, formó parte de la primera línea del metro.

El recorrido de la Línea 1 de 1919 tardaba unos ocho minutos de punta a punta, entre Sol y Cuatro Caminos. Durante casi una semana el Metro de Madrid no realizó paradas intermedias. Se había convertido casi en una atracción de los madrileños, y todo el mundo quería probarlo.

Subirse costaba 15 céntimos de peseta. Es muy curioso saber que todo el material empleado en la construcción de esta primera línea era de origen español. Hoy sería imposible seguir el rastro a la maquinaria e infraestructura.

Los vagones que duraron generaciones

Al parecer el material español era de buena calidad, ya que los primeros trenes de metro, que empezaron a circular en 1919, siguieron hasta 1989 dando vueltas por la red. Eso supone 70 años de funcionamiento ininterrumpido. De aquellos vagones ya no queda ninguno, salvo quizá en el Mercado de Motores (Museo del Ferrocarril).

Les sustituyeron unos modelos que tenían la “novedad” de que «sea el mismo usuario quien accione el mecanismo de apertura de las puertas», según contaba El País. También se hablaba de un mayor área acristalada.

La red de Metro se ha ido librando del sexismo

Desde 1919 y hasta 1980, las taquilleras de metro tenían prohibido casarse porque «los deberes que impone el atender a un hogar y sus hijos, son para la mujer incompatibles con los que el desempeño del cargo que el Metropolitano exige», algo inadmisible actualmente.

Tampoco podían trabajar a partir de las 22:00, siendo el trabajo nocturno en el Metro únicamente para varones. Por suerte, hace décadas que este tipo de discriminación dejó de existir, y hoy día el sexo no es un factor determinante.

El Metro de Madrid fue una empresa privada

Desde 1919 hasta 1986 el Metro de Madrid estuvo en manos privadas, hasta que la empresa entró en crisis. De hecho, la construcción ni siquiera tenía licencia del Ayuntamiento (pero sí apoyo real), y en el inicio hubo conflictos entre la policía municipal, los concejales y la guardia civil. Tiempo ha.

Tras aquello, el ayuntamiento se hizo cargo del 75% y la Comunidad de Madrid del 25%. Es curioso, hasta cinco años antes las líneas no tenían color oficial, solo número fijo y colores al azar.

Es uno de los servicios de transporte más usados de Madrid

Aunque el grueso de la ciudad está orientada al vehículo privado, más gente se mueve en Metro. El día de menos afluencia suele ser, por fiestas, el 25 de diciembre, cuando se registran cerca de 500.000 viajes. La línea más usada, la circular, tiene 100.000.000 de viajes anuales.

Si buscamos la estación con más tráfico, esta es Avenida de América (tiene cuatro líneas de metro y un intercambiador) seguida por Sol. La parada junto a nuestros apartamentos de Plaza España tiene mucho menos tráfico, y es que el centro es más peatonal, más de paso a pie.

¿Y las estaciones fantasma del Metro?

estacion de chamberi

Imposible no hablar de ellas. Hay dos estaciones oficiales del Metro de Madrid: Chamberí, abandonada en 1966, y Arroyo del Fresno, que dejó de funcionar hacia 1999. La que se ve en la fotografía de arriba es la estación de Chamberí, ahora abierta al público bajo el proyecto Andén 0. También dentro de este proyecto se encuentra la Nave de Motores de Pacífico.

 

El Metro de Madrid tiene muchísimas más curiosidades, y numerosos secretos ocultos a simple vista en la hemeroteca de la época. Datos que por nuestro olvido se han convertido en misterios. Tenemos suerte de contar con este patromonio, y poder usarlo a diario.

Imágenes | Hemeroteca ABC,André Marques (CC BY 2.0), Chaluco, Writers Madrid, Leticia Ayuso (CC BY-ND 2.0)

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *