¿Qué hospital me toca si vivo junto a Plaza de España?

Si tienes una urgencia, llama al teléfono gratuito 112

hospital-madrid-cual-me-corresponde

Bienvenido a Madrid, ¿ya sabes qué hospital te corresponde? No hablamos de tu médico de cabecera, sino de la atención sanitaria de nivel dos y tres. Los hospitales engloban las urgencias, pero también otros servicios: el tratamiento de la alergia, las operaciones, la rehabilitación de traumas, el parto…

Saber qué hospital nos corresponde es clave porque en nuestro centro conservarán (en papel y digitalmente) nuestra información e historial. Pero para sacarle partido y poder usarlo para asuntos no urgentes hemos de estar empadronados primero en Madrid. Vamos a buscarte hospital.

¿Puedo ir al hospital sin estar empadronado?

Sí. Recuerda que en España, si tienes una urgencia, puedes ir a cualquier hospital sin importar cuál te corresponde, o si te corresponde alguno. Si aún no te has empadronado, también. Dicho esto, si el asunto no es urgente te derivarán a los servicios de atención primaria y, sin empadronamiento, podrías tener problemas para recibir atención sanitaria.

Así que, si vas a pasar una larga temporada con nosotros, es mejor que busques cómo empadronarse en la ciudad. Ahora que ya tienes “los papeles” podemos buscarte hospital de cabecera, que puede cambiar según qué tratamiento necesites. Incluso puedes tener varios. Serán los propios médicos y secretarios los que te deriven a uno u otro.

¿Qué hospitales hay cerca de Plaza de España?

Si observamos el mapa de arriba nos damos cuenta de que al buscar por “hospital” obtenemos muchos resultados. Tenemos la fortuna de tener un gran número de hospitales en Madrid. Los más cercanos a Plaza de España, donde se encuentran nuestros apartamentos, son:

  • Universitario HM Madrid
  • de la Venerable Orden Teresa de San Francisco de Asís
  • HLA Universitario Moncloa
  • Universitario San Carlos
  • Universitario Fundación Jiménez Díaz

Como podemos ver en sus respectivas páginas, algunos son públicos y otros privados. No obstante, si tenemos una urgencia no tenemos que ir solo a los públicos: vamos al más cercano. Si llamamos a una ambulancia marcando el 112, esta nos dejará en el que mejor tratamiento tenga para nuestro caso.

¿Por qué podemos ir a cualquier hospital en una urgencia?

Imagina que te haces un corte en una pierna o te pones de parto en la calle. Un vecino te ve y te acerca a un hospital privado que, en principio, no te corresponde. Es una urgencia y te van a tratar después de hacerte el triaje (una clasificación para ver cómo de urgente es).

Una vez tratado, los diferentes hospitales públicos y privados intercambian información, y son ellos los que arreglan los asuntos económicos. Hay dos posibilidades: que te den el alta (cuando te envían ya a casa), o que te trasladen a un hospital público (por tema de costes que tú no tendrás que abonar).

Lo importante: tú estás cubierto. En España no hace falta un seguro para que te atiendan en un hospital, como sí pasa en otros países. Tenemos un sistema de sanidad universal al que todos tienen acceso en urgencias.

¿Qué hospital me toca si no tengo una urgencia?

Como hemos visto previamente, los hospitales no solo cubren urgencias médicas. De hecho, esta es solo una pequeña parte de su trabajo. También puedes donar sangre (en cualquiera, sin cita previa), recibir un tratamiento para la alergia, participar en un experimento científico, ser operado, etc.

Ocurre que para la mayoría de este tipo de casos uno no puede elegir hospital, aunque es posible que te den varias opciones. Veamos un ejemplo. Imagina que estás embarazada y que, por lo tanto, necesitarás ver a un ginecólogo especializado cada poco tiempo. ¿A dónde vas?

Será el propio médico de cabecera el que te derive a un hospital cercano y te ponga en contacto con la secretaría del centro en cuestión. ¿Significa eso que tienes que parir ahí? Lo cierto es que no. Si te pilla lejos cuando rompas aguas, irás al más cercano (porque es una urgencia). Pero las revisiones serán en ese centro. Los centros se asignan en función de varios factores, como cercanía, número de usuarios y servicios.

Otro ejemplo. Imagina que necesitas un tratamiento para la alergia y que te derivan a un hospital habiendo otro más cerca. Preguntas a tu médico y te dice que tienes que ir al que está lejos, no hay otra. No es capricho. El motivo, probablemente, sea que en el que tienes cerca no tiene el servicio de alergología que necesitas.

De modo que hay dos posibilidades para acudir a un hospital:

  • es una urgencia, en cuyo caso busca el más cercano o llama al 112;
  • no es una urgencia, por lo que háblalo primero con tu médico de cabecera.

Imágenes | Parentingupstream

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *