¿Buscas universidad? La Universidad Complutense de Madrid te busca a ti

Desde nuestros apartamentos en Plaza de España nos hemos paseado por el barrio en busca de la universidad más cercana. La hemos localizado a pocos kilómetros, apenas una hora de paseo hasta el punto más alejado. Hablamos de la Universidad Complutense de Madrid, un campus con casi 200 años de historia.

Según el Ranking Mundial QS, la Universidad Complutense de Madrid ocupa el puesto 206. Es decir, está por delante de cuatro de cada cinco universidades estudiadas. Nos hemos acercado a ver qué hace a esta universidad tan especial. Además, por supuesto, de estar en la capital.

Una de las universidades mejor conectadas

Más allá de las conexiones laborales, similares en casi todas las universidades públicas españolas, la UCM se caracteriza por un excelente transporte público. La rodean varias estaciones de metro como Moncloa, Islas Filipinas, Metropolitano y Ciudad Universitaria. Pero sobre estos destacan las líneas de autobús urbano e interurbano que recorren el campus.

Además, destaca que este es abierto y cualquiera puede acceder paseando desde Madrid. De hecho, una de las rutas más frecuente es el acceso desde la Calle Princesa y la estación de metro de Moncloa. Este acceso mediante transporte público, y su relativo aislamiento de la ciudad, la hacen una zona muy tranquila.

A esto hay que añadir que los niveles de polución son mucho más bajos que en otras universidades europeas. Las arboledas cercanas, y el hecho de que la UCM se encuentre algo separada de las vías principales, ayudan a ello. Por seguir con la salud, la universidad cuenta con varios campos reglamentarios: rugby, fútbol (soccer), tenis, etc.

Universidad Complutense de Madrid: referente mundial

Es complejo reducir a la Universidad Complutense de Madrid a un solo tipo de formación. Filosofía, ADE, Derecho, Ciencias Políticas, Turismo, Farmacia, Economía, Ingeniería o Matemáticas son alguno de sus grados, sin contar cursos puente, másteres, titulaciones internacionales o programas de doctorado.

Cada formación tiene, dentro del campus, su propia facultad. Por ejemplo, tenemos la Facultad de Ciencias de la Información, la Facultad de Farmacia o la Facultad de Ciencias Biológicas. Cada una de ellas funciona como su propia universidad, con mucha autonomía, y ocupa un área importante del campus.

Año tras año, la UCM ha demostrado su capacidad de innovar y de estar presente en el mundo. Sin salir del último mes, RTVE y la UCM han alcanzado la XXX edición del Máster de Radio, y acaban de lanzar un máster orientado a estudios LGTBIQ+, que representan conjuntos de la población poco estudiados y cuya baja representatividad ha generado mitos y conceptos falsos.

Esta universidad es referente mundial en un amplio abanico de temáticas, y desde 2004 ha publicado todo tipo de revistas científicas con gran impacto en el mundo académico. También edita libros específicos, buena parte de ellos de los propios profesores.

Proyección internacional de sus estudios

Una de los factores que más pesa últimamente a la hora de elegir universidad es observar la proyección internacional que puede ofrecer a sus alumnos. Con un gran número de grados en inglés, contratos con empresas multinacionales en su bolsa de trabajo y los convenios con otras universidades, la UCM no tiene nada que envidiar a otras universidades.

Es cierto que nuestro nivel de inglés, de entrada, podría suponer una barrera que nos haga elegir los cursos en castellano. Sin embargo, eligiendo otro idioma tendremos una mayor probabilidad, primero, de acabar en otra ciudad del mundo y, segundo, de hacer amistades de fuera de España.

Los programas de intercambio funcionan en ambas direcciones. Si eres uno de esos alumnos que acaban de aterrizar en España, nuestros apartamentos en pleno centro de Madrid están abiertos también a estudiantes.

Una universidad con 200 años de historia

La Universidad Complutense de Madrid se inauguró en 1822, aunque un año más tarde los franceses, que aún estaban enfadados por haberles expulsado unos años atrás, volvieron a atacarnos en 1823. Quizá para echar abajo el Ahuehuete, el único árbol del Retiro que Napoleón respetó.

Durante más de un siglo, la UCM reinó sin ninguna competencia, hasta que hace unas décadas un gran número de universidades empezaron a abrir en Madrid y otras zonas de España. Con esta apertura, en la UCM se dieron cuenta de que no atendían a las nuevas disciplinas, y la universidad se dividió en dos: la Universidad Politécnica de Madrid, con las carreras técnicas, y la Universidad Complutense que conocemos hoy día.

Esta última está orientada en buena medida a las ciencias sociales, pero también deja pasar a las ingenierías y arquitectura, o las ciencias de la salud. Hay algo muy interesante en este campus: a diferencia de otras escuelas especializadas, esta universidad aglutina todas las disciplinas en un área más bien pequeña. De este modo, los alumnos de ingeniería pasean junto a los de arte.

Imágenes | Malopez 21, Ignacio Melendrez, Chfitzpatrick

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *